La tecnología ha invadido todos los aspectos de nuestra vida, y un campo en particular ha avanzado más rápido que otros: el deporte. En la última década, el análisis de datos a través de herramientas cada vez más sofisticadas se ha convertido en un lucrativo negocio que ha impactado en el deporte a todos los niveles. Especialmente en el ámbito profesional, donde las inversiones millonarias en deportes como el fútbol, el fútbol americano, el béisbol o el baloncesto, por nombrar algunos, han permitido que entrenadores y jugadores se vuelvan cada vez más eficientes en su rendimiento en el campo. Y, por supuesto, obtener victorias más o menos predecibles y obtener un retorno de la inversión, al igual que una empresa.

La inteligencia artificial está acelerando los procesos y permitiendo que el análisis de datos sea mucho más preciso y, sobre todo, en tiempo real. Esto antes ocurría después de los partidos, incluso una vez que ya habían terminado. Sin embargo, el objetivo de las empresas, los equipos deportivos y las federaciones nacionales e internacionales sigue siendo el mismo: obtener una ventaja competitiva y mejorar la calidad del juego. El auge de la tecnología aplicada a la IA y la disponibilidad de grandes cantidades de datos han revolucionado y seguirán transformando el uso de estos en el deporte. Mediante el uso de sistemas informáticos y algoritmos para realizar tareas que normalmente requerirían inteligencia humana, como el aprendizaje automático, la resolución de problemas y la toma de decisiones, la IA se utiliza ahora, como se mencionó anteriormente, para analizar grandes cantidades de datos, proporcionar retroalimentación en tiempo real y mejorar el rendimiento general de un atleta individual o de equipos enteros. En particular, la inteligencia artificial se aplica actualmente en áreas deportivas específicas. Aquí hay algunas:

PREVENCIÓN DE LESIONES

No hay ningún entrenador en una liga profesional que no utilice IA para proteger físicamente a sus jugadores o, mejor dicho, para prevenir lesiones. Los entrenadores combinan la IA y las repeticiones de video para predecir lesiones antes de que ocurran. La tecnología de IA para la prevención de lesiones funciona analizando grandes cantidades de datos, incluidos los movimientos de los jugadores (a través de la visión por computadora tanto en el campo como mediante dispositivos que los atletas llevan puestos) y los datos de salud, para identificar posibles riesgos de lesiones. La tecnología utiliza algoritmos de aprendizaje automático para analizar estos datos e identificar patrones que podrían llevar a lesiones debido a movimientos específicos de riesgo adoptados por el jugador. Este análisis se utiliza luego para crear programas de entrenamiento personalizados para mitigar los riesgos y prevenir lesiones. Los principales equipos deportivos ya han comenzado a implementar esta tecnología, como el Liverpool FC en la Premier League inglesa. Durante los últimos años, el club ha utilizado Zone7; que analiza la información completa sobre los jugadores, incluyendo los datos de juego y entrenamiento, así como los niveles biométricos, de fuerza, sueño y estrés, para predecir riesgos de lesiones y sugerir métodos prácticos de intervención para mejorar el rendimiento de los atletas y reducir las tasas de incidentes tanto en partidos como en entrenamientos.

ANÁLISIS DEL RENDIMIENTO

Utilizando la misma tecnología descrita anteriormente, es decir, la visión artificial a través de dispositivos portátiles o en el campo, se monitorean y analizan en tiempo real las actuaciones y datos de los atletas con el fin de brindar información y recomendaciones a los entrenadores. Esta tecnología se puede utilizar para identificar áreas de debilidad o oportunidades de mejora durante un partido. Un buen ejemplo, aunque se basa en una tecnología costosa y solo accesible para algunos colegios ricos, podría ser Second Spectrum, que analiza el rendimiento utilizando algoritmos avanzados de visión artificial y aprendizaje automático para rastrear los movimientos de los jugadores en la NBA y producir informes para los entrenadores con el fin de analizar e identificar patrones en el rendimiento de un jugador o de un equipo. A nivel italiano, una tecnología similar es adoptada por Twinplay que busca hacer que este tipo de innovaciones sean económicamente más accesibles para todos. Utilizando cámaras específicas en el entrenamiento, analiza el movimiento de los jugadores para extraer datos útiles para el análisis del rendimiento y así estudiar esquemas para futuros partidos.

DETECCIÓN Y CONTRATACIÓN

El uso de la ciencia aplicada al análisis de datos en la detección y contratación de atletas se ha mejorado con el uso de IA, ya que los cazatalentos pueden hacer un seguimiento del desempeño, el valor, las habilidades y el potencial de los jugadores que se postulan para un determinado club. AiScout, por ejemplo, permite a los jugadores amateurs cargar videos de ellos mismos realizando ejercicios establecidos por un posible club. Su desempeño se compara luego con el de otros jugadores que completan los mismos ejercicios. Utilizando el análisis de video, los cazatalentos tienen acceso a una nueva selección de talentos y puntos de referencia de rendimiento que pueden comparar con los jugadores del club para el que trabajan. Esta plataforma ya se ha implementado con éxito a nivel internacional por importantes equipos de fútbol, como el Chelsea, Burnley, Nottingham Forest y Olympiacos, y en algunos casos se han contratado jugadores que luego se convirtieron en destacados atletas juveniles o incluso del primer equipo.

PARTICIPACIÓN DE LOS FANÁTICOS

La inteligencia artificial ofrece a los fanáticos la oportunidad de recibir análisis y datos más profundos sobre sus equipos y jugadores favoritos. Al igual que el análisis del rendimiento puede ayudar a los entrenadores, el uso de cámaras innovadoras permite recopilar y analizar datos en tiempo real sobre el rendimiento, lo cual los fanáticos pueden disfrutar aún más durante el espectáculo al que asisten, ya sea en persona o desde casa. Por ejemplo, los conocimientos de la Fórmula 1 proporcionados por AWS utilizan alrededor de 300 sensores en cada coche, generando datos específicos que ofrecen pronósticos de carrera en tiempo real y análisis del rendimiento del vehículo y su piloto. Estos conocimientos brindan información, instruyen y enriquecen la experiencia de los aficionados. Es una forma, a través de la IA, de crear una conexión más fuerte entre los aficionados y el equipo, lo que se traduce en la compra de mercancía, suscripciones o entradas.

Comparte el artículo con tu red!